El Psicólogo Sanitario en el Mercado Laboral

Desde Psicosanitaria hemos pensado que es necesario, para comprender el panorama de la psicología sanitaria en España, hacer un resumen de la situación actual de la figura laboral del Psicólogo Sanitario en España. Para ello, hemos preparado esta serie publicaciones en que explicaremos algunos de los temas más relevantes para la figura laboral del psicólogo sanitario.

Empecemos desde el principio, no hay que remontarse mucho tiempo atrás, ya que la figura del psicólogo sanitario no lleva mucho tiempo en la normativa española (al menos no de forma explícita). Hace algunos años, en España, la Licenciatura en Psicología era la vía única para establecerse como psicólogo (ya fuera en el campo de la psicología clínica o en cualquier otro). Sin embargo, con la aparición de la Ley 3/2014 sobre la defensa de los consumidores, la psicología resulta regulada, y con ello aparecen nuevas figuras (O ”categorías”) profesionales para el psicólogo:
1. El psicólogo (sin apellidos): Profesionales que pueden realizar las funciones de evaluación e intervención en psicología (siempre que no sea en el campo sanitario, es decir, promoviendo o mejorando la salud física, mental o social de la persona).
2. El psicólogo con habilitación sanitaria: Psicólogos que fueron habilitados (autorizados) para realizar funciones sanitarias por reconocimiento a la actividad sanitaria que habían estado realizando antes de la regulación.
3. El psicólogo especialista en psicología clínica: Psicólogos que obtienen su habilitación sanitaria mediante el sistema PIR.
4. El psicólogo general sanitario: Psicólogos que obtienen su habilitación sanitaria mediante la el Máster en Psicología General Sanitaria (MPGS).

Ante las nuevas barreras burocráticas, tanto los psicólogos como los empresarios empleadores, empiezan a idear formas para saltar la burocracia y las diversas leyes que regulan el campo de la psicología sanitaria. Todos estos factores desembocan en el panorama actual, un “sálvese quien pueda” del mercado laboral de la psicología sanitaria. En esta batalla constante, las condiciones laborales cada vez son más precarias (inseguridad en los puestos de trabajo, contratos eventuales, relaciones laborales no reguladas contractualmente, etc). Eso por no hablar de los peligros de realizar funciones sanitarias sin habilitación, para lo cual hay toda una “caza de brujas” que empieza a dar frutos empezando a establecerse sanciones. Muchos compañeros consideran que la regulación es abstracta, que deja muchos vacíos legales difíciles de concretar. Es por esto que aparecen psicólogos no habilitados que abren “gabinetes” para dar “consejo” u “orientación psicológica” (cuando en realidad lo que hacen son funciones sanitarias), psicólogos que estudian diversos modelos y se establecen como “psicoterapeutas” (realizando de una forma u otra funciones sanitarias), entre otras muchas ideas para saltar la regulación. Todas ideas muy válidas cuando la formación es buena, pero que pueden traer graves consecuencias, desde económicas hasta la suspensión de la potestad para ejercer la profesión.

En este contexto, se plantea esta serie de publicaciones tituladas el Psicólogo Sanitario en el Mercado Laboral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *